¡Cielo Portáil cumple 6 años!

Pues ya está, OllinIlhuicani que es lo mismo que Cielo Portátil, que es lo mismo que Portable Sky, cumple 6 años. Continuamos siendo, a pesar de las pérdidas, de los días en los que algunos de nosotros hemos terminado como si nos hubieran pasado un tren por encima. A pesar de los estira y afloja para conseguir espacios, la lucha para que la gente del barrio nos conociera, para que los recibos de la luz quedaran cubiertos, para que los niños no lloraran tanto y se divirtieran la mayor parte del tiempo. ¡Seis años! a pesar de las preguntas como "entonces ¿cuál es tu ganancia?" que hicieron otras organizaciones, desconfiadas y burlonas al escuchar "ninguna, la ganancia no está en el plan". Aquí seguimos, ¡y crecimos! y ahora damos un giro.

Cielo Portátil comenzó hace 6 años, cuando huí de mi país, y me hospedé en un garage durante tres meses antes de viajar a Los Angeles, En esos tres meses Cielo Portátil dio un primer curso de capacitación para que otras mujeres pudieran dar talleres de escritura autobiográfica, conseguimos que las certificara DEMAC (Documentación y Estudios de Mujeres, AC.); en Los Angeles trabajamos con el Frente Indígena de Organizaciones Binacionales, Machine Project y El Monte Arte Posse, fundamos Vena Cava, la librería-centro cultural que recibió a poetas, periodistas, artistas plásticos, y echó a andar la librería móvil como una reproducción de la librería feminista-móvil que instalé en Ciudad Juárez del 2008 al 2011. Antes de traer Cielo Portátil de regreso a la frontera, tenía la opción de fundar otro Cielo en Detroit. Mis proyectos, siempre se basan en las prioridades de los demás, y no el las propias (porque soy Guru, mis únicas prioridades son vestir, comer y tener un techo desde donde compartir con los demás), pero el Cielo es el que manda; así que aquí estoy. Desde entonces, este Cielo ha viajado a Ecuador y a Honduras (tomando vacacioncitas en la bellísma Argentina) y se ha manifestado en Paris, Holanda, Suecia, Bélgica, España, Alemania y La India. El mes entrante estará en Turquía y en Palestina. 

Lo que más me gusta de OllinIlhuicani es su avance, silencioso, como el mismo avance de la naturaleza, sin prisa, tomando su propia forma sin imponer control: no hay control, crecemos organicamente y también así, de forma orgánica, el año pasado creamos OllinIlhuicani, nuestro nombre en náhuatl, como un concepto. Porque el náhuatl es el lenguaje sagrado de este Cielo:el lenguaje de nuestro corazón. Nos llevó tiempo, reuniones y trabajo de investigación y colaboración llegar al punto de decidirnos por OllinIlhuicani: la que lleva el cielo en movimiento; esa "la" no es necesariamente "la mujer" es "la persona" no entramos en el facilismo de quienes ponen "x" o arrobas para transformar de forma violenta lo que ignoran, este Cielo respeta y trabaja con devoción por la humanidad, por TODA la humanidad, sin discriminación, sin distinción. Son actitudes que hemos aprendido en el camino.

Personalmente vivo feliz de lo que OllinIlhuicani comienza en este nuevo ciclo, cómo y para qué esta escuela se transforma, funciona, y se sostiene; sin propósitos de "alta cultura", sin vuelos intelectuales, con el simple propósito de educarnos para el bienestar en general (que es muy particular, como el patio de nuestra casa, como este hermoso y silencioso barrio).

¡Gracias a quienes me acompañan en la felicidad presente!
Francisco Martínez y DesingOllin (en los -des-controles web); Cristal Castillo en las ideas visualizadas; SatIndra (Perla Aguirre), en la gureidad y manifestación natural de la sabiduría y las flores; Ariel Vercelli, en la percepción clara y global ¡Mago!-; KarunApsa (Lucille Hopple), en la manifestación poderosa de Boddhissathva; Maha Vajra, desde la maestría de su inspiración y Juan Manuel Portillo (a.k.a. Beat) por su presencia total y constante. ¡Vamos por -como dice el tatuaje "más"!
¿Recuerdan que el año pasado tenía miedo de dejar de querer?


Marzo siempre es un mes ocupado para mí. Cielo Portátil tiene todo que ver con marzo, sus comienzos, su fundación. Cielo Portátil nació un 11 de marzo, del 2011, cuando tuve que dejar mi país. El número 11 también es importante para mí, pero esa es ya otra historia. No recuerdo qué día, hace un año, Cielo Portátil se convirtió en OllinIlhuicani, y todo verdaderamente comenzó a transformarse. El náhuatl, como el maya, el sánscrito y el hebreo es un lenguaje sagrado, encierra manifestaciones; tal vez no es que todo comenzara verdaderamente a transformarse, es que todo lo que había estado transformándose constantemente comenzó a tomar sentido para mí. Ya saben que no respondo emails (cambié mi email personal), que no uso más Skype, que no tengo whatsapp, que no tengo tuiter, que dejé facebook, que cambié mi nombre, que escribí mi primer libro como Guru (un libro para niñas que se llama "La niña y el mago") que escribo un segundo y un tercer libro con mi nueva identidad y que, de vez en cuando, vengo aquí. Además en estos días descubrí que me encanta tener mi teléfono en silencio, así que tampoco me apresuro en responder. Lo que no cambia es que te sigo adorando, te adoraré siempre. Eres perfecto para mí. Cuestiones de la diminuta sensación de eternidad que me golpea de vez en cuando. El otro día soñé que no volvería a enamorarme más. Cuando doy clase me siento una ancianita. ¡Es curioso, siento que soy una ancianita! después termino la clase, me veo al espejo y me doy cuenta que no, que ahí estoy, más o menos jóven, qué se yo. Decía que en el sueño tenía la certeza de que no volvería a enamorarme. Tal vez así vaya a ser, que yo ya no me enamore más. Conozco ya a los hombres de mi generación que tienen las contadas mentes infinitas, los corazones más compasivos y enteros, la percepción aguda para ver sin interpretación, con claridad, la realidad sólo como es. Tal vez es todo lo que hay y, aunque está en mí, no necesariamente tiene que estar conmigo. No tengo miedo a que así sea. Tal vez así es. No sé. Puede que haya algo más. Mi Guru planea sus manifestaciones cientos de vidas por adelantado, no sé qué más pueda haber. Lo que sé es que, como cada final de marzo, estoy rendida, con ganas de viajar, pensando que no he tenido tiempo suficiente para mí y a la vez pienso ¿pero cuál es el tiempo para mí? Ya no sé. No puedo separarme de todo. ¡Oh, ya sé cuál es el tiempo para mí! ¡Es éste! es venir aquí y escribir. Es pensar en mis libros. La escritura, como siempre, se convierte en mi lugar privado. Eso es lo que quiero para mí. Publicar yo mis libros. No darlos a ninguna editorial ni a ningún traductor. Hacerlo yo, deleitarme con la ilusión de que algo pequeñito y sin importancia es mío. Hoy también está la luna nueva en aries, BTW. Así que es momento para iniciar proyectos, y transformar OllinIlhuicani: la ecuela. decidido: no más editoriales, no más traducciones. ¡Soy sólo mía (y tuya: siempre tuya)!