Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2014
Imagen
Bueno, casi se acaba marzo y parece que mi idea de sembrar un jardín, comenzar un huerto, enamorarme (ja, mi idea de enamorarme) y estudiar ha logrado contrarrestar la asociación que cada marzo hacía yo con la muerte. Desde hace catorce años parecía que en mi vida, marzo, era la esquina donde la muerte y yo nos citábamos para platicar, para celebrar los cumpleaños de mis hermanas mayores y hacer un recuento de todo lo que me había salido mal en la vida. Este marzo no tuve tiempo para eso. Debe ser el amor, o que Diva y yo estamos envejeciendo y necesitamos utilizar el tiempo en disfrutar cada pequeña satisfacción; o quizá debe ser que la muerte por fin se me salió del cuerpo, después de catorce años. Quizá eso. Nunca sé a ciencia cierta qué es lo que sucede, pero lo intuyo. Hace meses le pregunté a mi Gurú "¿Qué hiciste?" ---"Amor" me respondió. Pero claro, eso era lo que un Gurú respondería ¿cierto? No iba a sacar la lista de conjuros, rezos, batallas contra la o…
Imagen
post dedicado a mi querido amigo  Hugo García Manríquez
Hace tres días, mientras arreglaba el jardín y trasplantaba algunas macetas pensé "qué bien quedaría aquí una mesa de patio". Hoy regresé de la escuela a las diez de la mañana y la mesa estaba ahí. Sí, como lo oyen, ahí, en mi patio estaba la mesa de vidrio grueso y hierro forjado. Un poco sucia, cubierta de tierra, vieja, pero estaba ahí. Justo como la había imaginado. Sara, mi amiga y casera, decidió deshacerse de ella y, por razones que desconozco, mandó a alguien para que la dejara en mi casa "que la puedes usar, si quieres, dice Sara". Me dio tanta alegría que inmediatamente comencé a lavarla y pedí ayuda para colocarla justo donde imaginé. Wow, es una mesa grande, espaciosa, como para trabajar al aire libre, mientras las uvas crecen y mi ciruelo y yo continuamos enamorándonos. A eso yo le llamo poder creativo. La capacidad de imaginar, y que lo imaginado se manifieste, se vuelva tangible. También le he es…
yo nada más quise una vez ;)

Imagen
Van a florecer sin tu consentimiento
los lirios en la luz

Va a brotar a tu pesar
una fuente encima de los cuerpos

                                       claro
                                       oficialmente no

d.
Adaptarse a los otros porque:

Imagen
Digo con miedo que me siento bien, que soy feliz. Digo con miedo, porque es extraña esa sensación que nace después de haber tenido la experiencia de la mano del odio persiguiéndome desde lugares indeterminados y pienso ¿y si se enojan porque soy feliz? ¿quiénes? Pues yo qué sé. Por eso pocas veces expreso abiertamente mi felicidad, pero de que lo soy lo soy. Más que nunca. Josu Landa me lo dijo varias veces hace algunos años, y me lo repite de vez en cuando todavía "te hicieron un favor". Tener experiencias extremas, conocer la orilla entre la vida y la muerte es una peculiaridad que ha cambiado mi percepción entera del mundo. Vivía reducida a mi amor por una zona geográfica que, abrazándome con toda su violencia, me impedía alcanzar las otras tres esquinas, los otros puntos cardinales, otras formas de tierra, otros cielos. Era como tener un cuerpo entero y sólo conocer la cabeza. Hace muchos años, quizá catorce años, mientras tomaba un trago en un restaurante panorámico en…
Imagen
Amo Los Angeles. Creo que les había dicho. Reúne todos los requisitos para que le entregue mi corazón: nuestra relación es contradictoria, es decir: la amo tanto como la odio, tiene la capacidad para volverme loca. El exceso de estímulos de todas clases es apabullante, y tal como sucede con todo lo que amo: debo huir de ella en algún momento del año. Pero no son sólo esas características de lo que identifico a través de mis experiencias pasadas con el amor lo que me hace amarla, sino también lo que va revelando progresivamente. Los Angeles puede ser un espacio al que, si nos asomamos con una percepción aguda, podemos entrar para observar lo que sucede con el mundo entero. (El interior de mi maltrecha caja mental podría servir para el mismo propósito, pienso yo). Un aceleramiento devastador, una velocidad de fuego. No me refiero únicamente a los mecanismos de la naturaleza. Pareciera que "algo" en el mundo está sucediendo de forma muy veloz, que "algo" en el mundo …