Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2017
¡He vuelto! No con ese ánimo "funéreo" de hace unos días. He vuelto-vuelto. Me había intoxicado no sé con qué comida venenosa cuando decidí volver. Ah, la enfermedad cómo transforma el ánimo. Hoy amanecí sintiéndome muy bien y compré algo. La felicidad no viene de lo que compré, y sí viene. Desde que soy Guru me resulta indispensable una mesa para reiki, una mesa portátil porque mi escuela de Guru es también mi biblioteca; había tenido una mesa prestada por meeeeses, pero hoy me decidí, abrí la página que no es página en este aquí que no es aquí y ordené online mi primera mesa de reiki nuevecita (nada de CraigList, ni de venta de garage), color crema con patitas de roble rojo. ¡Me siento tan bien! Consideré importante que lo supieran. Seguiremos informando.
Parece que hace años no venía por aquí, pero no ha sido tanto. Unos cuantos meses quizá, en los que mi corazón estuvo entretenido observando situaciones maravillosas que se transforman dentro mío. No es lo mismo. No soy la misma (ahora te quiero más, te necesito más). He rectificado algunas de mis actitudes, he reflexionado en al forma en que una mujer autosuficiente puede hacer sentir a los demás. Saber sobrevivir en el desierto comiendo raíces, no es bien visto por todos. Hay quienes necesitan sentirse necesitados ¿Cuándo rompí con ese juego? Recuerdo que yo jugaba el juego de la codependiencia muy bien. Ahora, que no muerdo ciertos anzuelos, debería saber al menos cómo hacer sentir a una persona que la necesito, aunque la necesidad sea ilusoria. Esas mentiras piadosas que sostienen la pasión dentro de uno mismo, a veces. También he conocido personas a las que les gusta convivir con mujeres como yo, que se sienten inspiradas y retroalimentadas, en lugar de sentirse inútiles o infer…